Seis piezas fáciles

Primer libro que leo del gran Richard Feynman. Este genio de la física recibió el premio Nobel por su contribución a la creación de la electrodinámica cuántica. ¿Qué me llevó a leer a Feynman? Pues la búsqueda de puntos de vista diferentes sobre la ciencia. Creo muy beneficioso leer diferentes ramas para obtener una mayor perspectiva de nosotros y de lo que nos rodea. No sólo leo sobre nutrición y salud, eso limitaría mucho la compresión de la realidad. Es importante no caer en ese reduccionismo y vernos a nosotros mismos como ignorantes, con humildad, ya que el conocimiento es infinito. No nos sumemos a los nichos de expertos, hay tanto por aprender y descubrir! Es una herramienta muy útil para ser críticos y forjar nuestra propia opinión, y ser menos manipulables.

La contribuciones de Feynman alcanzaron a casi todos los rincones de la física. Se vio impulsado a desarrollar en profundidad una comprensión teórica de la naturaleza, pero sin alejarse del mundo real y escéptico con los resultados que obtenía.

Tenía una mente altamente intuitiva. Maestro de maestros dijo: “Piensa primero por qué quieres que los estudiantes aprendan el tema y qué quieres que sepan, y el método surgirá más o menos por sentido común.” Siempre cuestionando la manera de enseñar que comúnmente se seguía.

Las cosas deben ser aprendidas sólo para ser desaprendidas de nuevo o, lo que es más posible, para corregirlas. El experimento es el único juez de la “verdad” científica.

Explica de manera deliciosa: átomos en movimiento, física básica, la relación de la física con otras ciencias,la conservación de la materia, la teoría de la gravitación y el comportamiento cuántico. Todo ello dirigido a un público sin base de física.

Es un libro que sirve como una introducción a física y, a la vez, como una introducción al propio Feynman.

Disfruta y aprende.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *