Aterogénesis

La pared arterial tiene tres capas: la íntima, media y la adventicia. La íntima está compuesta por una capa de células endoteliales y una lámina basal de tejido conectivo. La capa media, se compone de células musculares lisas, fibras de colágeno y fibrillas elásticas contenidas como paquete en una matriz extracelular. Por último, la adventicia, la cual se halla separada de la media por una lámina elástica externa, está compuesta por tejido fibroelástico denso que contiene los vasa vasorum (vasos sanguíneos que constituyen las paredes de otro vasos mayores) y fibras nerviosas.

El endotelio recubre el interior de los vasos del corazón, ayuda a regular la coagulación de la sangre, la función inmune y controla la relajación vascular. La adhesión de plaquetas y monocitos involucrados en la aterogénesis, la hipertensión y la diabetes son algunas de los factores que pueden dar lugar a disfunción endotelial, pudiendo causar aterosclerosis, enfermedad cardiovascular (ECV), resistencia a la insulina, enfermedad renal e insuficiencia cardíaca.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *